<link rel="stylesheet" id="wp-block-library-css" href="https://c0.wp.com/c/5.7.2/wp-includes/css/dist/block-library/style.min.css" type="text/css" media="all">

Reporte Juarez

Noticias de Ciudad Juárez, Chihuahua, Mexico y el Mundo

Mundo Noticias

#Filipinas | No respetó toque de queda, fue obligado a hacer 300 sentadillas y murió

Comparte:

El Viernes 2 de Abril, Darren Penaredondo, de 28 años, fue visto después de haber sido obligado a hacer 300 sentadillas como castigo por violar el toque de queda por COVID-19 en Filipinas.

Su esposa, Reichelyn, quien grabó un video y lo entregó a los medios de comunicación para que lo publicaran, desconocía la gravedad de su condición, de manera que en cierto momento se le escucha reír mientras le dice: “intenta ponerte de pie una vez más. ¿A dónde vas? No puedes subir las escaleras, te caerás. Cuidado”.

Más tarde, en la noche colapsó y al siguiente día declararon su muerte pues los médicos ya no pudieron intervenir. Al día de hoy la policía está investigando las causas de la muerte.

Se ha confirmado por personas alredeor, que el 1° de Abril fue capturado Darren Penaredondo por la policía local mientras intentaba comprar una botella de agua en una tienda de alimentos, poco después del toque de queda a las 6 de la tarde que se aplica en la provincia de Cavite, Filipinas. Llevaron al trabajador al ayuntamiento municipal junto con otras personas que habían infringido las normas del confinamiento, una vez que arribaron al lugar fueron obligados a hacer sentadillas con rebote, algo que al parecer se ha convertido en un castigo común en el país durante las restricciones por el virus de SARS-CoV-2.

El ejercicio es una mezcla entre una sentadilla y una flexión. Los guardias no permitieron que el grupo se fuera hasta que completaron 100 repeticiones del ejercicio a la vez. A pesar de que hicieron 100 repeticiones, los guardias dijeron que no las habían hecho correctamente, así que todo el grupo se vio obligado a comenzar de nuevo, de manera que terminaron haciendo 3 series de 100.

El sometimiento al castigo duró toda la noche, Darren regresó a casa durante las primeras horas del 2 de Abril. Un compañero que también había violado las normas del confinamiento lo ayudó a llegar a casa pues apenas podía caminar. Lo esperaba su esposa, Reichelyn Balce, que había estado despierta toda la noche.

Reichelyn dijo que a Darren le costaba caminar y podía solamente gatear una muestra de la fatiga, agravada por la sed y el hambre. Más tarde colapsó esa misma noche y murió al día siguiente.

Su esposa devastada contó: “Cuando llegó a casa el viernes, alrededor de las 8 de la mañana, lo ayudaba un compañero que también había violado el confinamiento y lo habían arrestado junto a él. Le pregunté si lo habían golpeado y, aunque solo sonrió, era obvio que estaba sufriendo. A lo largo de ese día, intentó caminar, pero solo podía gatear por el suelo para levantarse. Sin embargo, no me lo tomé en serio porque dijo que le dolían las rodillas y los muslos, al igual que el cuerpo”.

La afligida esposa explicó que después de descansar durante varias horas, Darren comenzó a tener convulsiones e incluso perdió el conocimiento. Pudieron revivirlo, pero finalmente murió el 3 de Abril.

Ella agregó: “Cuando me pidió ayuda para ir a orinar, empezó a convulsionar. Tuvo convulsiones y su rostro se puso morado. Su corazón dejó de latir. Le pedí a nuestros vecinos que le hicieran una reanimación cardiopulmonar, luego regresaron los latidos”.

El jefe de la aldea de Tejero, Rodolfo Cruz Jr, confirmó que el hombre era una de las personas que habían detenido por violar el confinamiento el 1 de abril, pero esa misma noche lo trasladaron bajo la custodia de los policías de la ciudad de General Trias.

Sin embargo, el jefe de policía de General Trias, el teniente coronel de policía Marlo Nillo Solero, negó haber castigado a los infractores. Dijo: “En cuanto a las afirmaciones de sentadillas, no aplicamos ese castigo, solo los sermoneamos”. El alcalde general de General Trias, Antonio Ferrer, afirmó que ya se había puesto en contacto con la familia de Darren para ofrecerles su ayuda mientras la investigación está en curso. “Me puse en contacto con su familia para ofrecerles mis condolencias y asistencia. Queremos saber qué pasó realmente, por el bien de la familia”, afirmó.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *