<link rel="stylesheet" id="wp-block-library-css" href="https://c0.wp.com/c/5.8/wp-includes/css/dist/block-library/style.min.css" type="text/css" media="all">
Chihuahua Noticias

Tala ilegal afecta la Sierra Tarahumara, Chihuahua

Comparte:

El comercio ilegal y clandestino de madera equivale a un total de 4 veces la superficie de Majalca.

En reciente artículo de El Heraldo de Chihuahua, el maestro Rodrigo de la Garza, catedrático e investigador de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Chihuahua, especialista en clima y geología, alertó sobre el daño a los bosques respecto a generación de agua y desertificación, resultado de la tala desmedida, que es un daño a los recursos maderables en la Sierra Tarahumara.

“La erosión nos preocupa muchísimo: al degradarse el suelo, se quita la vegetación y la cubierta, se ha comprobado que esa capa es la que genera lluvia. Ya no hay geotranspiración como tal, esto limita lluvias, y a final de cuentas, es en la Sierra donde inicia la generación de agua de la Cuenca del Río Conchos, la segunda más grande de todo Norteamérica, la primera es del Mississippi”.

Explicó el investigador universitario, quien destacó la importancia del afluente que nace en los bosques de Chihuahua.

El catedrático mencionó que los árboles con sus raíces protegen al suelo en la capa vegetal, que tiene un espesor de tres metros aproximadamente de humus, que es suelo con mucho carbón.

“Es la capa fértil del bosque. Con la tala, se mueren los árboles, la raíz se seca, se deja de tener la atracción de suelo y en las primeras lluvias el suelo se va (por el arrastre de agua hacia la cuenca baja) y desnuda la roca, la destapa; ya no puede crecer la vegetación, y entre menos vegetación, hay menos lluvia. Es un círculo vicioso que los humanos estamos alimentando con la tala inmoderada y que nos va a llevar a la destrucción total del bosque”.

UNA SUPERFICIE GRANDE AFECTADA

Son 17 mil hectáreas las afectadas por la tala clandestina en el Estado de Chihuahua, para la venta de madera ilegal, equivale a cuatro veces la superficie del Parque Nacional Cumbres de Majalca, cuya extensión es de 4 mil 772 hectáreas.

Con base a las cifras de la Fiscalía General del Estado, la devastación de los bosques en la entidad equivale a 170 kilómetros cuadrados, en los que vegetación de arbolado adulto ha sido talada para ser comercializada de forma ilegal y extraída de la zona boscosa incurriendo en una serie de transgresiones a la ley.

SLCDCH, DENUNCIA AUSENCIA DE ESTADO DE DERECHO

El Coordinador de Salvemos los Cerros de Chihuahua, Andrés Rivera, comentó que al perder vegetación arbustiva, herbácea, arbolado adulto y de renuevo, las raíces que son parte de la conservación de los suelos se desgastan, lo que afecta al ecosistema boscoso, e inhibe la recuperación de la vegetación.

“No sólo es la pérdida irreparable de un bosque de gran valor ambiental y cultural, que refleja la ausencia de un Estado de Derecho que proteja el medio ambiente y los derechos humanos, sino que, como impacta río abajo, la pérdida de cobertura boscosa hace que los materiales que se arrastran con las lluvias llenen de azolve las presas, ríos y arroyos, evitando así la captación de agua”.

BRENDA RÍOS, URGE A QUE SE INVOLUCRE PRÓXIMO GOBIERNO EN PRESERVACIÓN DE LA SIERRA TARAHUMARA

La ex delegada de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Brenda Ríos, expuso que la falta de reforestación en las cuencas altas de la sierra afecta la disponibilidad del agua, pues si no hay bosque, no hay recursos hídricos para el estado.

“El agua nace de la Cuenca Alta de la Sierra que está altamente devastada. Se está descuidando ese tema y viene a permear y lamentar en la población, que es la que resulta afectada. Quiero pensar y tengo mucha fe que el próximo gobierno del estado pueda voltear a ver estos temas de fondo y me encantaría ver eso en la nueva administración, gente que realmente le interese los temas, y que se asesore de gente que sí sepa”.

Expresó Brenda Ríos, al tiempo que urgió a las autoridades a tomar acciones sobre la atención a zonas afectadas en la Sierra Tarahumara.

Por lo anterior, hizo hincapié para el emprendimiento de acciones para contrarrestar los efectos de la sequía como captación de agua de lluvia por medio de sistemas de cosechas de agua, no sólo en la Sierra, sino en cualquier punto del estado, además de que abogó en la tecnificación de riego para cultivos, para maximizar el recurso hídrico destinado a esta actividad esencial.

Fuente/Información: Paloma Sánchez | El Heraldo de Chihuahua

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.