Reporte Juarez

Noticias de Ciudad Juárez, Chihuahua, Mexico y el Mundo

Entretenimiento Historias y Leyendas Pasatiempo

El vuelo que despegó pero 37 años después aterrizó

Comparte:

Entre el bullicio la emoción, los amigos y familiares, todos excitados sin poder esperar más para esas increíbles vacaciones de verano que estaban por disfrutar, tan sólo a unas horas de vuelo, pleno mes de julio, algo que todos deben hacer de vez en cuando escapar de la realidad cotidiana, disfrutar un ambiente diferente, no más preocupaciones por el trabajo y sin tener obligación alguna, al menos por unos días. No pasa mucho tiempo cuando al fin se escucha a través de los altavoces: “Vuelo 914 con destino a Miami, listo para embarcar”.

Vas emocionado pensando en lo tarde que despertarás o la fiesta que tendrás cada día, o sólo descansarás en compañía de tu familia o amigos. Disfrutas la vista aérea, sin embargo, observas que el avión toma rumbo pero ¡a otro país!

EL VUELO DE LA PAN AMERICAN 914

El 2 de julio de 1955, 57 pasajeros estaban a bordo de este vuelo rumbo a Florida. Todos imaginaban unas vacaciones de ensueño, el capitán informó a los pasajeros sobre las condiciones en las que volarían.

Un tiempo maravilloso, por lo que el despegue ni siquiera sería percibido. Ya imaginaban que en tres horas estarían en la playa disfsrutando de una bebida refrescante. Sin embargo, no sería así.

Los pasajeros disfrutaban de la hermosa vista desde el aire. pero no se vislumbraba ningún aeropuerto.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es uk-4-min-3.jpg

Habían transcurrido horas y no arribaban a Miami, por lo que decidieron contactar a sus colegas en Nueva York, y fue cuando recibieron la inquietante noticia  “El vuelo 914 despegó, pero desapareció del radar en medio del aire…”

Intentaron contactar con los pilotos, pero todo fue en vano. Parecía que no volvería ni aterrizaría ese vuelo, por lo que todos sabían que algo extraño había ocurrido.

BÚSQUEDA DESESPERADA

Fueron desplegados de forma inmediata diversos equipos de búsqueda, todos intentaban a veriguar la ubicación exacta de la aeronave. No pasó mucho tiempo antes de que se pudieran hacer las primeras suposiciones; la ruta del avión pasó por la mayor parte del Océano Atlántico, seguramente se estrelló.

Varios equipos se dirigieron al mar para encontrar rastros del avión desaparecido. La Guardia Costera, buscó en toda la zona. No tuvieron suerte, después de días de búsqueda no encontraron ningún rastro de la Pan American 914.

UN ACCIDENTE

El hecho de 61 personas no sólo pasajeros, sino incluyendo también a la tripulación, habían desaparecido y, que tal vez se habían estrellado, era la aterradora realidad.

El accidente nunca fue confirmado, meses más tarde se anunció oficialmente que tanto los pasajeros como la tripulación a bordo habían muerto en un terrible accidente de avión. Una declaración terrible.

¿REALMENTE OCURRIÓ?

Parientes, amigos, familiares, todos estaban completamente devastados por la noticia de que sus seres queridos podrían haber muerto.

Conforme pasaron los años la necesidad de una explicación o prueba se incrementó.

37 AÑOS DESPUÉS UN PUNTO EN EL RADAR

El 21 de mayo de 1992, en una tranquila mañana en el aeropuerto de Caracas, Venezuela, Juan, el controlador aéreo comenzó su día como uno más en el trabajo, bebiendo su taza de café y sentado ante el escritorio.

Juan revisó los vuelos programados y tuvo algunos pequeños comentarios sobre los aviones en camino al aeropuerto. Entonces ocurrió algo extraño. De la nada apareció un nuevo punto en el radar.

Juan no sabía qué hacer, estaba conmocionado, era una extraña situación. Observó varias veces el radar, parpadeó rápidamente y se preguntó si había cometido un error con todo esto. Llamó a sus colegas y resultó que tenía razón.

El punto en el radar había aparecido de repente. Parecía un avión normal, pero cuando se acercó, Juan y sus colegas hicieron un descubrimiento sorprendente.

UN AVIÓN ANTIGUO

La aeronave era un avión de pasajeros extremadamente antiguo con hélices que ya no se utilizaban para vuelos comerciales, lo que lo hizo pensar en diversas y variadas conjeturas.

Juan y sus colegas se reunieron en la ventana de la torre de vigilancia y vieron este espectáculo con un asombro abrumador. Se volvió aún más extraño cuando recibieron una llamada del avión.

“¿Dónde estamos?”, sonó la voz. Juan respondió, alarmado: “Aeropuerto de Caracas, ¿cuál es su destino?” Hubo una pausa corta antes de que respondieran, segundos que parecían horas.

Estaba tranquilo del otro lado, todo el equipo de control de tráfico aéreo estaba esperando en suspenso. “Vuelo 914 de Pan Am. Saliendo de Nueva York y en camino a Miami. Tenemos 57 pasajeros a bordo y 4 miembros de la tripulación.”

El asombro bajo el control del tráfico aéreo siguió creciendo. ¿Qué hacía este vuelo tan lejos de su destino original? ¿Cómo llegó aquí? Todas estas eran preguntas que Juan seguía repitiendo en su cabeza.

Se reunió y continuó el contacto con el vuelo 914. “¿Podría darme más información, por favor?” Pronto la tripulación del avión respondió con más información: “Nuestro vuelo estaba programado para aterrizar en el aeropuerto de Miami, a las 9:55 AM el 2 de julio de 1955.”

NUEVAS INTERROGANTES

El equipo de control de tráfico aéreo estaba aturdido por la situación, esto no podía ser cierto. La confusión y el silencio rodeaban la torre. Juan pensó que era un sueño muy extraño.

Había tantas preguntas que querían hacer, pero el avión estaba cada vez más cerca. Era necesario despejar primero la pista para que la tripulación pudiera aterrizar con seguridad. Las preguntas pronto seguirían.

El personal de asistencia en tierra recibió inmediatamente instrucciones de prepararse para acomodar a los pasajeros y la tripulación. El avión, afortunadamente, aterrizó sin ninguna complicación.

Juan decidió volver a contactar con la tripulación en la cabina después de que el avión estuviera a salvo en tierra: “¿Sabe que hoy es 21 de mayo de 1992?” dijo.

EL GRAN ERROR

Hubo un silencio helado y no pasó mucho tiempo antes de que Juan se diera cuenta de que había cometido un gran error. Mientras las tropas de tierra se acercaban al avión, el ahora muy confundido piloto sonó por radio.

“¿De qué estás hablando?”, gritó. Juan escuchó en su voz, que no estaba bien, que la seguridad tenía que ir hacia el avión lo antes posible para escoltar a los pasajeros fuera y mantenerlos a salvo. La seguridad se apresuró, iban lo más rápido posible hacia el avión cuando, de repente, el piloto hizo algo que nadie esperaba.

Los gritos y el pánico desde la cabina del piloto sonaron en la radio: “¡No! Manténgase alejado”, dijo el piloto, “¡Nos vamos ahora mismo!”. En poco tiempo los motores se pusieron en marcha.

Una situación muy peligrosa podría surgir sin el permiso del control de tráfico aéreo. Sin ninguna comunicación, el avión volvió a la pista. Estaba claro que el piloto quería volver a despegar.

Juan intentó detener al piloto, podría convertirse en una situación muy peligrosa si se marcharan sin ninguna señal. Desafortunadamente, sus esfuerzos fueron en vano, el avión se dirigió hacia la pista donde despegaría.

Desde la cabina de mando ya no hubo reacción alguna ante la situación que se suscitaba, el avión aceleró más y se alejó del aeropuerto venezolano.

El avión podía ser seguido como un punto en el radar, pero no pasó mucho tiempo antes de que el avión desapareciera. Juan y sus colegas estaban completamente abrumados por lo que había sucedido.

Las palabras no podían describir cómo se sentían: era todo tan extraño. Todos vieron llegar un anticuado avión de pasajeros de la nada y antes de que pudieran hacer algo, el avión ya había desaparecido. Era como si todos en la torre estuvieran alucinando.

DÓNDE ESTÁ EL VUELO 914

Al día de hoy, no se sabe nada más del avión. Suena como a una alucinación «colectiva», pronto la credibilidad de la historia disminuyó rápidamente. Los periódicos que cubrían la historia en primera plana ya no se leían y la gente que decía saber algo era ignorada.

Las preguntas siguieron circulando: ¿Dónde está el vuelo 914? ¿Cómo podrían las personas a bordo haber sobrevivido durante 37 años?

Millones de historiadores y personas interesadas examinaron esta historia. Sin ningún rastro, excepto el testimonio de los testigos, buscaron la verdad.

Algunos medios de comunicación estadounidenses afirmaron que el avión había volado de vuelta a Nueva York, donde los pasajeros, tras ser interrogados durante horas, se reunieron con sus familias.

Los pasajeros no parecían ser conscientes de ningún daño y no habían envejecido ni un día en esos 37 años. Aunque esta historia fue creída por muchos americanos en ese momento, también fue muy cuestionada.

HISTORIAS Y MÁS HISTORIAS, TODAS DISTINTAS

Aparecieron más y más historias sobre el vuelo 914 de Nueva York a Miami con el paso del tiempo. Muchas historias diferentes no contribuyeron a confirmar la verdad y sólo confundían más a la gente.

El calendario encontrado en la pista de aterrizaje también fue cuestionado. Otros creían que los extraterrestres eran la causa del viaje en el tiempo. Desafortunadamente, nadie pudo confirmar ni negar las historias. Hasta hoy…

En 1985, unos años antes de que el avión desaparecido aterrizara en Venezuela, esta historia ya fue publicada en el Weekly World News. Cuando esta historia de primera plana fue publicada, se publicó una foto de Juan.

En el año 1992, cuando el avión «aterrizó» fue publicada nuevamente la historia por el mismo periódico. Esta vez con una nueva fecha y con una foto de otro Juan. Todo parecía indicar que esta historia era un engaño.

SIN TESTIGOS

Además de eso, no había testigos, ni pruebas sólidas y el periódico era conocido por publicar noticias falsas para intentar incrementar las ventas de los titulares mediante el uso de mentiras.

¿Cómo llegó la historia a ser tan grande en 1992 sin saber que había sido publicada antes? Bueno, también tendríamos que imaginar en cómo la información era transmitida en aque entonces.

La historia de 1992 tuvo un mayor impulso que la de 1985, porque Internet se volvió accesible para muchas personas y esto facilitaba el flujo de información. La historia resurgió varias veces en línea.

La reaparición y desaparición del vuelo 914 nunca ha sido probada. Las “pruebas contundentes” hasta hoy siguen desapareciendo, a causa de las pruebas contradictorias, es más probable que esta historia sea un engaño.

Este misterio de la desaparición de Pan American, no es el único misterio de la aviación de nuestro tiempo. Mientras que muchos misterios de la aviación como esta historia han permanecido sin resolver.

Fuente: TD

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *