Reporte Juarez

Noticias de Ciudad Juárez, Chihuahua, Mexico y el Mundo

Pasatiempo

5 trucos de las abuelas que todavía funcionan

Comparte:

Limpiar una licuadora rápido

Las licuadoras pueden ensuciarse bastante dependiendo de lo que hagas con ellas, y limpiarlas puede ser una molestia. A menos que conozcas este ingenioso truco. Simplemente vierte agua caliente y jabón para platos en la licuadora, cierra la tapa y enciéndela. Hacer esto limpiará el desorden por completo o al menos hará que sea mucho más fácil de limpiar. Solo asegúrate de deshacerte de esas cuchillas antes de meter la mano allí con un paño o cualquier cosa. ¡Siempre es mejor prevenir que curar cuando se trata de limpiar!

Huevos fáciles para el desayuno

Se limpia bien el fondo de un molde para muffins con agua, vierte los huevos allí, pon sal y pimienta y hornea por quince minutos. Básicamente, tendrás pequeñas rodajas de huevo fáciles que puedes agregar a un sándwich de desayuno o algo así. Es otro truco de las abuelas para llenar tu estómago en un período de tiempo relativamente corto y con pocos recursos.

Limpiador casero

Lleva tiempo, pero es bastante fácil. Toma algunas cáscaras de naranja, colócalas en un frasco y llénalo con vinagre. Séllalo durante dos semanas. Después de eso, mézclalo con agua en una proporción de 2 a 1. Puedes rociar esta mezcla directamente en ventanas y espejos. Además de eso, olerá muy bien, lo que por supuesto es bastante importante cuando se trata de limpiar.

Limpiar el horno de microondas

Todo el mundo sabe lo difícil que puede ser limpiar un horno de microondas cuando tiene un montón de manchas y arena y quién sabe qué más. Se puede facilitar esto con limones, coloca unas rodajas en un recipiente con agua y cocínalas en el microondas durante cinco minutos. Después de hacerlo, será más fácil limpiar.

Deshacerse de los olores del refrigerador

¿Tienes algo en tu nevera que empieza a oler o que ya huele mucho? El bicarbonato de sodio también tiene un truco para esto, ya que puede absorber olores, por lo que si sólo tomas un tazón de bicarbonato de sodio y lo colocas donde está la comida apestosa, puedes resolver el problema. Por supuesto, es mejor que te asegures de eliminar la comida maloliente, o nunca te librarás de ese olor. Incluso el bicarbonato de sodio no es tan milagroso como para solucionar el problema si no te deshaces de la fuente del problema.

Personalmente coloco toda la cajita de bicarbonato de sodio y va absorbiendo los olores. Especialmente porque puede ocurrir algún accidente y se puede caer el tazón.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *