<link rel="stylesheet" id="wp-block-library-css" href="https://c0.wp.com/c/5.8/wp-includes/css/dist/block-library/style.min.css" type="text/css" media="all">
Historias y Leyendas Pasatiempo

El tránsito fantasma en Ciudad Juárez

Comparte:

Navegando por internet uno puede hallar infinidad de cosas, una de las que más nos llamó la atención es una leyenda urbana de terror de nuestra ciudad. Hay un escrito de un joven llamado D.Z.

De acuerdo a la leyenda los siguientes hechos ocurrieron hace en Octubre del 2010 aproximadamente en la Zona Pronaf.

«Esta historia me pasó hace unos meses, eran las dos de la madrugada y acababa de salir del antro llamado ‘Amnesia’ ubicado en la Zona Pronaf de Ciudad Juárez, yo iba ya camino a mi casa, iba algo arriba del límite de velocidad; de la nada vi las luces de una patrulla, cuando me paré el tránsito se acercó, nunca olvidaré el gran terror cuando lo ví, tenía su cara pálida con una apariencia de tristeza a la vez de enojo, cuando habló conmigo su voz era tan gruesa que me causó miedo, tenía miedo no sé si por su voz o la situación por la que me había detenido.

Quitó la placa delantera de mi coche, cuando lo hizo me la aventó con mucho enojo y me dijo «¡Qué ganas con esto!, ¿crees que tu madre está a gusto que andes a estas horas de la noche y en este estado?, piensa bien las cosas» y se retiró, lo más raro fue que volteé solamente un segundo hacia abajo y cuando volví a voltear a ver si ya se iba … ¡YA NO HABÍA NADIE! ni policía ni patrulla, pensé que era por mi estado de ebriedad, llegué a mi casa y me fui a dormir.

A la mañana siguiente, me sorprendí mucho porque se supone que el tránsito había quitado la placa, pues estaba puesta en el auto, le platique a mi papá lo sucedido la noche anterior, cuando terminé mi historia me dijo que lo que había pasado no sólo me había sucedido a mí, sino que me contó que ese policía había muerto hace tres años y que le habían matado a sus hijos cuando iban de vuelta de un centro nocturno y eso, lo llevó a la muerte.

Cuenta mi padre que se dedicaba ahora – el fantasma – del tránsito a prevenir o entretener a aquéllos que se divierten a altas horas de la noche para que no sufran el mismo destino que sus hijos; desde ese día no he podido olvidar que mi vida se salvó por aquel ente, así que si salen de noche…. tal vez se topen con ese policía.»

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.