QUÉ ERAN LOS DIVORCIOS ‘AL VAPOR’ EN CIUDAD JUÁREZ

Comparte:
  • 8
    Compartidos

Uno de los importantes ingresos que tuvo nuestra ciudad fue en los años 30, cuando la derogación de la Ley Seca – Ley Volstead – en EE.UU. no solamente tuvo una repercusión directa en la vida de noche de la frontera, sino que hubo un impacto directo en las arcas del gobierno al momento de la recaudación de los impuestos.

En 1932, Roberto Fierro, gobernador de Chihuahua, expidió la ‘Ley de Divorcio’, misma que facilitaba en cuestión de días e incluso, horas, la disolución del vínculo matrimonial, no sólo a nivel local, sino que podría realizarse el trámite a pesar de haberse casado en otros países. Obviamente, no era por una necesidad social, sino que se buscaba tener ingresos mayores.

Por lo anterior, Ciudad Juárez ganó fama como lugar para matrimonios rápidos, divorcios o mejor conocidos como «divorcios al vapor». Motivo por el que la ciudad fue destino turístico durante años, a pesar del fin de la Ley Seca, el éxito aumentó en los años 50, cuando despachos de abogados de Nueva York, Las Vegas y California hicieron conexión con los abogados de El Paso, Texas y Ciudad Juárez, así que cuando parejas se presentaban ante cualquiera de estas firmas, pero deseaban un divorcio rápido, eran enviados a esta frontera.

Nuestra ciudad fue testigo de divorcios de figuras reconocidas como Anthony Quinn, Frank Sinatra, Franklin D. Roosevelt Jr (hijo del expresidente del mismo nombre), Bette Davis, Lauren Bacall y Zsa Zsa Gabor, Elizabeth Taylor y hasta Octavio Paz, arribaron a Juárez, el paraíso para obtener un divorcio al vapor aprovechando la Ley de Divorcio que tuvo vigencia hasta los años 70. Uno de los que más que causó más revuelo, fue el de Marilyn Monroe.

  • 8
    Compartidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *